viernes, 4 de marzo de 2011

Entropía, economía y decrecimiento.

Las últimas medidas de ahorro energético tomadas por el Gobierno, acertadas o no, traen a un primer plano una realidad que nos incomoda: los recursos naturales son finitos, cada vez más escasos y, por tanto, más caros. De ello, hablaremos de nuevo en 'La Bolsa y la vida', desarrollando el concepto físico 'entropía', relacionándolo con mundo de la economía y con la teoría del 'decrecimiento'.

En '7 día de Prensa' comentaremos las últimas declaraciones del Presidente del Banco Central Europeo, la subida del Euribor, los incrementos salariales de los ejecutivos de las empresas cotizadas en el IBEX 35 y las nuevas pruebas de resistencia a las que van a someterse las entidades financieras europeas.

En 'De abajo a arriba' hablaremos de los proyectos de autofinanciación entre pobres que impulsa y desarrolla Salomón Raydán.

La web del economista Juan Torres, 'Ganas de Escribir', será nuestra 'Recomendación'. Plumas y voces como la suya son necesarias para interrumpir la monótona letanía de los 'economistas de cabecera'.

Finalizaremos con 'El Libro Gordo'. Esta semana le toca al término blanqueo de capitalesLes recordamos que pueden ponerse en contacto con nosotros a través de: labolsaylavida@rtve.es .


'No es un día cualquiera' se emitirá este sábado, 5 de Marzo, desde Burgos y el domingo 6 desde Logroño. Toda la información sobre el programa la pueden encontrar en la web y en su Facebook

El fin de semana que viene, el sábado 12 le toca a Rivas Vaciamadrid y el domingo 13 en el 'Hospital Ramón y Cajal' de Madrid.

6 comentarios:

Aurelio dijo...

Como físico de estudios, aunque no de profesión, me ha sorprendido gratamente que incluya en su sección de economía el término termodinámico de la entropía, que por otra parte, creo acertado: describe muy bien lo que ocurre en el mundo actual.
Sin embargo hay que tener cuidado: utilizar un término de una rama de un conocimiento para explicar otro de otra rama puede ser contraproducente; incluso tiene un nombre que ahora no recuerdo. Además, la Tierra no es un sistema cerrado; recibimos la energía del Sol. Esto nos permite abrigar algunas esperanzas más.
Siguiendo su mismo juego, me permito recordarle otro término físico: la inercia, la resistencia de un cuerpo a cambiar de estado de movimiento. Debemos cambiar, es cierto, pero todo apunta a que nos resistimos a ello: ahora mismo, antes serán más ricos los ricos que menos pobres los pobres, antes nos freirán a impuestos y tasas de interés que crear puestos de trabajo, antes consumiremos el petróleo que nos queda a resolver problemas "de verdad" con imaginación e iniciativa... En fin, veremos lo que pasa...

Raquel dijo...

Siento no estar de acuerdo con Usted, "los recursos naturales son infinitos" y seguirán existiendo en tanto el hombre los necesite, naturalmente todo depende de nuestro pensamiento. Le recomiendo encarecidamente la lectura de Wallace D. Wattles y su libro "la ciencia de hacerse rico". Un cariñoso saludo.

FRANCISCO ALVAREZ MOLINA dijo...

Raquel,
La sociedad avanza cuando existen puntos de vista diferentes por lo que le agradezco sinceramente su punto de vista sobre los recursos naturales aunque no lo comparta.Pensemos lo que pensemos creo que podemos compartir el hecho de que el planeta Tierra es finito, y en un entorno finito los recursos existentes no pueden ser infinitos...luego si los consumimos llegará un momento en el que no habrá más. Le doy un ejemplo: el petróleo, generado por materia fósil que existe en cantidad finita. Todos los expertos coinciden en aceptar que llegará un momento en el que el petróleo se terminará...en lo único en lo que algunos difieren es en la fecha en la que esto ocurrirá.
Le reitero mi agradecimiento por expresar su opinión en mi blog.
Un cordial saludo

IT dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Periodista
Giornalista
Journalist
Journaliste
dijo...

Paco: Si te lo digo personalmente, no tiene gracia.
Esta mañana estaba en Rivas, escuchándote desde la zona del público, y hablaba con algunos de los presentes. Una señora, indicándote idealmente, exclamó: «´¡Que buen es este hombre!».
¡Cuidado con el verbo! Dijo "es" y no "está". Con ese verbo, me asocio. Jajaja…
Un abrazo.
Josto

Juan Jesús Gargallo dijo...

El ser humano se mueve por la necesidad y hasta que ésta no se hace patente muy pocas personas son conscientes de anticiparse a ella. Si hoy en día existe derroche en nuestros hábitos de consumo se debe a que todavía lo podemos soportar; aunque esto no quiere decir que podamos estar siempre así y es muy sensato adelantarse a los acontecimientos y no esperar a que llegue la Gran Hostia.
En cuanto a la eficiencia energética como Ingeniero considero que es la única forma pacífica y civilizada de afrontar un futuro con menos recursos energéticos y mayor demanda de los mismos; ya que si no lo hacemos así los ajustes vendrán con formas menos agradables.
Tenemos un ejemplo con el petróleo, la Tasa de Retorno Energético TRE que nos indica el cociente entre la energía total de un recurso y la energía invertida en extraer ese recurso está bajando alarmantemente en el caso del petróleo; hace 60 años era de 100 y ahora de 8 y en algunos casos como en pozos de Texas de 3. Esto quiere decir que para extraer petróleo cada vez necesitamos gastar más energía; los recursos sin explotar están a mayor profundidad.
Entonces, se habla mucho de energías renovables, centrales de ciclo combinado, etc,etc,etc, pero el aumento de emisiones de CO2 cada año supera el anterior. Se habla de coches eléctricos, de hidrógeno, de aire comprimido, de biocarburantes.....pero son tecnologías que no están implantadas y que pueden tardar años en hacerlo. Sin embargo existe una tecnología que puede reducir el consumo de los derivados del petróleo en el campo del transporte a unas cotas de aproximadamente el 50%. ¿Cómo es posible? ¿en un blog y que no lo sepan las multinacionales? Bueno, es muy sencillo yo no he inventado nada simplemente es que los fabricantes de automóviles se planteen la fabricación de coches de gasolina de unos 800kg, 50cv y velocidad máxima 130km/h, para conseguir un consumo de escasamente de 2,5 o 3 litros de gasolina. Adjunto un enlace de los Citroën Dyane 6 de los años 70 y 80 en los que se puede comprobar que con 28cv, 650kg se podían alcanzar los 120km/h con un consumo de 5-6litros de gasolina; con motores ineficientes de hace 30años.
Hasta ahora no se demandaban este tipo de vehículos y a los gobiernos no les interesaba pero si se fabricasen la sociedad los demandará.

http://www.circulopyme.com/club2cvburgos/coches.htm