viernes, 10 de diciembre de 2010

¿Qué y quién son los mercados financieros?

Además de 'crisis', hay otra palabra que se repite hasta la saciedad en la actualidad: 'mercado'. Si a este sustantivo, unimos el adjetivo 'financiero', nos los encontraremos hasta en la sopa, castigando a los ciudadanos y a los países o felicitando a los Gobiernos que siguen sus dictados . Para intentar explicar qué son y quién forma parte de ellos, esta semana en 'La Bolsa y la vida' les dedicaremos un monográfico.

Partiendo de las diferentes acepciones que de la palabra 'mercado' recoge el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, intentaremos conocer mejor qué son y cómo funcionan. Para ello sacaremos a escena a los actores que participan en los mismo: empresas, inversores (particulares o institucionales), intermediarios y Gobiernos.

Les deseamos que disfruten de la función y, sobre todo, les animamos a que dejen de ser espectadores y sufridores de la misma, tomando conciencia del papel protagonista que los pequeños ahorradores-inversores, la mayoría, deberíamos tener. Hasta que eso no suceda, todo seguirá igual.

Finalizaremos con '
El Libro Gordo' que incluye el acrónimo 'OTC' (Over The Counter), bajo el que se esconde la negociación de instrumentos financieros realizada fuera de los mercados organizados a los que nos hemos referidos.


Este fin de semana, 11 y 12 de Diciembre, 'No es un día cualquiera' se emite desde Zaragoza.  El sábado 18,... ¡por fin!..., se realizará cara al público en Barcelona.

6 comentarios:

LA SOCIEDAD dijo...

Ahora leo en Cotizalia que el BdE abre la mano para los bancos españoles que necesitarán 120.000 millones de euros. Soy incapaz de imaginar cuanto dinero es.... pero alguien se ha parado a pensar que si les sale gratis a estas entidades su desmedida avaricia, dentro de unos años volveremos a pasar por la misma situación??? Y volveremos a poner todos del bote para que no se hundan??? Con razón se dice que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra... (si solamente fueran dos...)

Fernando dijo...

Al parecer uno de los motivos de la agudización de la crisis es el de enduadarse los estados para con ese dinero salir en defensa de los bancos que no tienen liquidez. Bien, si a la bancos se les tratase con las mismas normas que a una empresa cuando está en crisis ¿qué pasaría?. Y las normas a las que me refiero son las que están relacionadas con el concurso de acreedores, es decir, si una empresa va mal, existe un concurso de acreedores, un ERE para los trabajadores, en definitiva o un cierre o un nuevo dimensionamiento de la empresa y su actividad. ¿No sería más rentabla para un país permitir la quiebra de algún banco que vaya mal, repartir entre los acreedores (depositantes de dinero) lo que haya, con la garantía del Banco de España y no obligar a que sea el Estado quien garantize con su dinero a través de la deuda, la permanencia de esa entidad?. Esa garantía del Estado está obligando a que seamos todos los ciudadanos quienes paguemos la mala gestión o la mala fortuna de la entidad financiera, en cambio si se permite la "bancarrota" sólo se verían afectados una parte y quizá comparativamente pequeña y además los "mercados" no se ensañarían con el resto de la economía. Se trata de aplicar a las entidades financieras las mismas normas que se aplican al resto de las empresas: entran en pérdidas y nadie les salva, sus activos se reparten a lo que toque y se cierra, y los trabajadores de la empresa tienen la protección que esté establecida en desempleo. Sé que alguien dirá que un banco es un sector estratégico, pero ¿qué valor da en una economía productiva, la de intercambiar dinero?. En suma se trataría de aplicar a los bancos las mismas reglas que aplican ellos con sus deudores: ¡si no pagas te embargo, vendo lo que tienes y me quedo con lo que me debes!.
Alguien debería pensar si para la economía de un país las consecuencias de permitir la bancarrota no serían tan gravosas como salir al rescate de los bancos por parte del propio país.
Fernando

Francisco López Sanz dijo...

Además de todo eso, Fernando, parece que el circuito no es muy complicado. Lo podemos esquematizar en que los particulares, empresas, entidades, grupos, etc. ponemos nuestros ahorros en los bancos; los bancos negocian con este dinero y unas veces ganan y otras, si no se gestiona bien, pierden. Este es el “juego” del mercado. He dicho que algunas veces pierden, pero eso es en teoría, o en otro sector de la actividad económica, porque yo solo leo que hasta el mes “tal” los bancos han ganado % más que el ejercicio anterior. Bueno, pues a pesar de haber ganado más resulta que están en quiebra, que esto no hay quién lo entienda. Entonces va el gobierno y les facilita “tropecientos” millones de euros para que sigan funcionando. Estos “tropecientos” millones de euros que les facilita el gobierno es dinero de los mismos que habían puesto sus ahorros en los bancos, en este caso se nos llama contribuyentes (a fin de cuentas los mismos de antes con distinto nombre), que hemos pagado en forma de impuestos.
Ya llegamos al final.
Ahora el gobierno les da éstos … millones a un interés, pongamos “x”, parece ser que para que el sistema siga funcionando. Pero el sistema no funciona (bueno, hay un sistema que si funciona: el sistema de que los bancos sigan ganando dinero). No prestan dinero a los generadores de empleo y de riqueza, ni entre ellos (desconfían unos de otros. ¿Por qué será?). Pero llegan al mercado de la deuda pública y compran deuda del Estado (del mismo que antes les había prestado dinero para salir del “atolladero”), pero, en este caso, a un interés “3x”. ¡ahí va la hostia!.
No sigo porque YO ME ESTOY EMPEZANDO A CABREAR.

moi2000 dijo...

Si se prohibieran/desmantelaran los paraisos fiscales, donde se encuentra el dinero de la prostitución, la droga, las armas,los dictadores más abyectos y sobre todo de los evasores fiscales (la mayoria de las granes y no tan grandes fortunas) y todo ese dinero tributara como el del común de los curritos, no sobraria dinero para el estado del bienestar sin necesidad de recortes ni reforamas?
Por favor Francisco Alvarez no podria tratar este tema algun dia en su programa, por qué ningun medio habla claramente de este doloroso tema?

admin dijo...

Hola:
tras leer tu blog, me animé a comprar las pastillas contra el dolor ajeno, una iniciativa que merece ser apoyada, debo decirte que me costó encontrarlas, se habían agotado en las tres primeras farmacias en las que pregunté. Es una buena noticia, no?
He leído hoy en Público que el Banco de España insta a que las Cajas de Ahorro se transformen en Bancoa y me gustaría saber qué consecuencias puede tener ese cambio para los clientes y el país.
Gracias por compartir tu saber, cordial saludo
OLga

Abraham dijo...

Querido Paco, me llevo el audio a otromundoesposible.com

http://www.otromundoesposible.com/?p=5509

Un abrazo

Abraham