viernes, 24 de diciembre de 2010

Menú de Buenos Deseos.

En esta última emisión de 'La Bolsa y la vida' del año 2010, vamos a degustar con ustedes el mismo 'Menú de Buenos Deseos' que hemos compartido, mis compañeros y yo, con nuestros familiares, amigos y clientes:

Cóctel de Buenas Amistades
***
Suprema de Buena Salud
***
Gratinado de Prosperidad
***
Plato de Buenas Noticias
***
Ensalada de Optimismo
***
Suflé de Felicidad


Siguiendo este Menú, repasaremos lo que nos ha deparado el año 2010 e intuiremos lo que nos espera en 2011.

Por supuesto, no faltará un brindis con 'burbujas', aunque esa palabra nos traiga muy malos recuerdos cuando de economía y finanzas hablamos.

Como música y baile para estas noches de fiesta, les volvemos a recomendar 'La Rumba del Banquero'.


Feliz Navidad
y nuestros mejores deseos para el 2011

9 comentarios:

maq dijo...

¿YA VIENEN LAS FIESTAS DE PAZ Y ALEGRIA…?



Ya no hay tiempo para fiestas...



Urge que las personas tomemos conciencia de lo que está pasando...

Convirtamos la "miseria" en algo positivo...

Renunciemos a todo en solidaridad con los que ya nada tienen...

Para que resurja una nueva sociedad mas justa y solidaria...



Estas fiestas... Como todas las fiestas...

Son un insulto para los millones que sufren,

Son una burla para los que confían en el sistema,

Son una tapadera para los que especulan y matan...



Es la hora de la acción...

De la acción de NO hacer…

Del último y definitivo sacrificio.

De la antesala de una acción suicida, resignada:



Morir antes que consumir,

Morir antes que ser explotado

Morir antes que explotar a otros.

Morir para renacer en una sociedad reconstruida.

¿Nacimos para sufrir?...

Morir para la muerte

Vivir para la libertad

Si el primero lo quiere, todos podremos...



¿Quién da el primer paso?...

¿Quién alza el primer puño?...

¿Quién grita la primera canción?...

Seguro que es unísono...



Como el vuelo de los estorninos...

Como las migraciones de mariposas…

Como los bancos de peces en el mar…


¡ Todos a una !...



.........................¿ Quien le pondrá la música ?...
--
Miguel A. Quinteiro.

¡No somos perfectos! dijo...

No volváis a recomendar 'La Rumba del Banquero' que ya no está en YouTube. El usuario a suprimido este video. ¡Qué pena! ¡Molaba un mazo!

FRANCISCO ALVAREZ MOLINA dijo...

El colectivo FLo 6x8 ha colgado una nueva versión en Youtube. Esperemos que esta deje de sufrir la persecución del banco y de Youtube.

Esta accesible a través de los enlaces de las entradas de la bitácora o en: http://www.youtube.com/watch?v=TXalrVsdupI .

mara dijo...

El video sí está en Youtube, que siga la bola , y por si acaso descargo el video al PC.

Pásalo.

Miguel dijo...

Muy buenas, me gustaría recomendar este documental que se emitió hace cosa de 3 semanas en TV3 y que ahora lo hará RTVE.
No encuentro ningún enlace con el vídeo ya que, curiosamente, en la web de TV3 caducó el día 31-12 y, a un usuario que se tomó la molestia de colgarlo en Youtube, se lo quitaron.

En este enlace están los primeros minutos del documental así como una explicación:

http://www.rtve.es/noticias/20110104/productos-consumo-duran-cada-vez-menos/392498.shtml


¡Saludos y buen año! Aquí estaré el sábado con la radio encendida... :)

maq dijo...

Es hora de preguntarse si el modelo de sociedad es el más adecuado, o es necesario buscar otras fórmulas de convivencia...
La situación que se describe era evidente, lo sorprendente es que hasta ahora, nadie lo había planteado.

Hace tiempo que vengo proponiendo que se debería abandonar la estrategia de incrementar la productividad, forzando la creación de puestos de trabajo para producir bienes de consumo que luego es necesario vender, aunque su utilidad sea limitada para facilitar esa producción que se necesita para mantener los puestos de trabajo...

Lo más fácil es generar sólo los bienes necesarios, con el máximo de calidad para rentabilizar su uso, y aprovechando las mejoras tecnológicas para reducir la duración de la jornada de trabajo, y así mantener los niveles de de ingreso que permitan un consumo consciente y responsable con la conservación de la naturaleza.

El sistema actual sirve para promover el consumo continuo de los mismos usuarios, en base a desechar productos, para mantener la producción, cuando la estrategia correcta sería expandir su uso a otros grupos sociales que carecen de lo más elemental.
La economía se basa en el precio, lo que es un engaño. Basarla y fundamentarla en la calidad de uso, duración y utilidad, garantizaría un precio justo y suficiente para mantener el sistema, calculado no en una perspectivas de beneficio máximo, sino de utilidad pública y rentabilidad sostenible.
Habría que empezar por la DESPRIVATIZACION Y LA GESTION PÚBLICA de servicios esenciales, (desde los financieros a los sociales) planificar la economía en base a las necesidades reales, dejar el control financiero a entidades democráticas al servicio de la sociedad.
Desmitificar el uso y el valor del dinero, que debe ser un simple instrumento para facilitar el intercambio de bienes y servicios. Nunca un elemento imprescindible para planificar la actividad económica y social.

maq dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
maq dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
maq dijo...

EL DINERO: Herramienta indispensable para manipular la ECONOMÍA GLOBAL.

Es importante insistir en que el uso del dinero y su significado es necesario revisarlo, ya que es el verdadero instrumento para tener el control de la economía, dándose la paradoja de que los que deciden y establecen las reglas de juego sólo son administradores de unos fondos que las demás personas le han confiado.
No es aceptable que sean exclusivamente los “depositarios” los que decidan la política financiera, cuando según sea la misma ellos obtendrán más o menos beneficios. El dinero debe ser monopolio del estado, en cuanto éste sea la expresión democrática del conjunto de la sociedad. La internacionalización de las monedas puede ser beneficiosa si dispone de un control democráticamente ético sobre el sistema, pero puede ser sumamente perjudicial, si se da prioridad a unas monedas sobre otras, aplicando criterios basados en privilegios y estructuras coloniales, lo que fomenta la explotación del hombre por el sistema, el derroche de las materias primas y la alteración de los equilibrios ecológicos y ambientales.
Así lo primero es conseguir el control del uso del dinero por el conjunto de la sociedad, poniéndolo al servicio del bien común. Tiene que tenerse muy claro que el dinero solo es un método auxiliar a las actividades de intercambio de bienes y servicios y lo que realmente debe importar económicamente hablando son los bienes y servicios susceptibles de intercambio, y la forma en que los mismos estén al alcance de todas las personas.
El actual sistema financiero es la culminación de siglos de sojuzgamiento de las mayorías por parte de algunos privilegiados en base a diversas falacias. Desde aspectos mágicos o religiosos hasta los modernos conceptos “técnicos” que sustituyen dogmas de antaño, en un esfuerzo de presentarlos como “científicos” pero incomprensibles para la mayoría de las personas. La tecnología les permite una manipulación y control desmedidos, llegándose a la situación de que lo que realmente les da el poder es el CONTROL sobre la circulación destino y uso del dinero, independiente quien sea su PROPIETARIO.

El capitalismo tradicional ha perdido fuerza, surgiendo nuevas formulas de explotación a las que cada persona ha de someterse, ocurriendo que los métodos de persuasión son menos sanguinarios aunque mucho más eficaces, ya que adormecen cualquier intento de revelarse. El consumismo es la fórmula que permite acelerar la circulación financiera, lo que no solo mantiene a las poblaciones sumisas, sino que además es (la simple circulación del dinero) generador de los beneficios de los sostenedores del tinglado. Así se reforma la bolsa incorporando formulas y nuevas maneras de inversión y especulación, para facilitar se incremente el número de transacciones, ya que quien más gana en ese negocio son los bancos, que siempre cobran por cada operación realizada, aunque los otros participantes pierdan.

Las fluctuaciones en las cotizaciones de títulos varían cíclicamente y de forma sospechosa, claramente orientadas a provocar compras y ventas. Se dice: si la bolsa sube, vende y si baja compra… O al revés, es lo mismo: en ambos casos alguien compra y alguien vende, y en cada transacción el banco se lleva su comisión.

Es como un casino, en el que realmente no importa quién pierda o gane, pues el beneficio está en el número de “operaciones” que se realice, pues se trata de un porcentaje del monto total de las operaciones…

Realmente toda la fuerza del sistema está en que la inmensa mayoría de las personas aceptamos que el disponer de dinero es el mejor objetivo, no ya para conseguir nuestra felicidad personal, sino que es imprescindible para sobrevivir.

Sin embargo lo que parece lógico es que, en una sociedad bien organizada en cuanto a su respeto a los Derechos Humanos y el cumplimiento de unos principios democráticos, se planifique el bienestar para todas las personas que la integran, atendiendo a sus necesidades inmediatas y facilitando su desarrollo social, científico y cultural.