viernes, 23 de marzo de 2012

Transparentes

Empezaremos hoy la presentación de los contenidos de 'La Bolsa y la vida' por el final. En la última sección del espacio, referida a términos financieros, volveremos a hablar de participaciones preferentes y de participaciones subordinadas. No es la primera vez, ni será la última, pues seguimos recibiendo cientos de consultas sobre estos productos financieros.

Antes de llegar al final, habremos vuelto a hablar de transparencia. Un tema siempre de actualidad, pero más ahora, que el Gobierno ha presentado un proyecto de Ley sobre el asunto. En temas como este, la experiencia nos demuestra que una cosa son las intenciones y otras las realidades. Pero bienvenida sea la iniciativa, aunque sea con retraso, pues han tenido que pasar más de 30 años desde la aprobación de la Constitución de 1978, para que al final del trámite parlamentario, pueda 'alumbrarse' una Ley de Transparencia. Esperemos que no suceda eso tan español de 'vosotros hacer la ley, que yo haré mi reglamento,... y me la aplicaré como me venga en gana' y que la opacidad, disfrazada de transparencia, siga reinando en nuestra vida pública.

Ha sido actualidad esta semana el tema de los hispabonos, en relación, a que las emisiones de deuda pública de las Comunidades Autónomas cuenten con la garantía del Estado para facilitar su colocación y reducir el coste de financiación de las mismas en los mercados financieros. Ya hemos hablado de este asunto, en relación con la propuesta de emitir 'eurobonos' por parte de los países que forman parte de euro. Pero volveremos a profundizar en ello, en las consecuencias que la emisión de esos productos tendría y de como productos similares se emiten por parte de los Estados federados que forman USA sin que nadie se rasgue las vestiduras por ello.

No nos olvidaremos de hablar de educación y de cómo la educación financiera entra en nuestras aulas gracias a la iniciativa de cada vez más docentes. En este caso, además somos protagonistas de la iniciativa, lo que nos llena de satisfacción... pero también de responsabilidad.


Les invitamos a que las consultas, dudas y sugerencias que tengan sobre el mundo de la economía y las finanzas las envíen a: labolsaylavida@rtve.es . 


'No es un día cualquiera' se emite los sábados y domingos, entre las 8 y las 13 horas, en Radio Nacional de España. Toda la información sobre el programa pueden seguirla en su web y en su Facebook.

5 comentarios:

José Manuel Álvarez Veiga dijo...

Soy empleado de un banco (no me gusta emplear lo de ENTIDAD FINANCIERA, es rimbombante y no me reconozco)y he sufrido como responsable de una oficina la pérdida de clientes y la dificultad para captar otros al tener que competir fundamentalmente con cajas de ahorros (fundamentalmente Caixa Galicia y Caixanova, hoy Nova Galicia Banco o EVO Banco) que comercializaban obligaciones subordinadas y otros engendros financieros de difícil explicación para el tipo de cliente o cliente tipo que tienen precisamente las cajas. Hablais en la radio del test de idoneidad, yo he hablado con "colegas" de banca que no saben lo que es el test de idoneidad ni lo han hecho en su vida, en el mejor de los casos lo han dado a firmar a un cliente que en muchos casos ha puesto su huella digital porque no sabe firmar. ¿Formación?, Por supuesto, pero no tanto técnica como ética. Tecnicamente los productos suelen ser actualmente muy complejos, difíciles de entender para el propio bancario y por supuesto más difíciles de explicar al cliente sin ninguna formación financiera y que confía totalmente en su "banquero" de toda la vida.
En una ocasión "colocabamos" (esa era la expresión de nuestro Director Regional) acciones de una gran empresa nacional y teniamos unos objetivos imposibles. Traté de explicar a un pensionista con unos ahorrillos lo que podía ganar y el poco riesgo que tenía la inversión en estas acciones. Después de varias preguntas y repreguntas salí a tomar un café con él y tras un rato de silencio me "espetó": "Rapaz: e si eu gano. ¿Quen perde?". "Y desarmado y vencido regresé en medio de un inmenso silencio".
Gracias por la claridad de tus explicaciones.

Antonio Cortés dijo...

Alabo el despertar de conciencia de D. José Manuel Álvarez (¿será cosa del apellido?, el empleado de banco que ha reconocido que las directrices de arriba en su banco eran "colocar" las participaciones preferentes a toda costa... Ojalá muchas personas hubiesen tenido la claridad de ese pensionista que actuó de Pepito Grillo...
En cualquier caso, en una sociedad supuestamente democrática como la nuestra no está mal recordar, y empezar a decirlo públicamente, que según el artículo 248.1 del Código Penal, "Cometen estafa los que, con ánimo de lucro, utilizaren engaño bastante para producir error en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno." ¿No es lógico pensar que en más de un caso los empleados bancarios y, sobre todo, los banqueros, pueden haber cometido este delito de estafa? Pero no veo que haya ninguno procesado ni, por supuesto, en la cárcel.
Cambiará la sociedad cuando nos hayamos atrevido a llamar a las cosas por su nombre y a exigir responsabilidades.
Gracias, como siempre, a Paco y a Luismi por su impagable labor...

José Manuel Álvarez Veiga dijo...

No entiendo lo del apellido, discúlpame.
Si quiero dejar claro que mi banco nunca vendió participaciones preferentes, lo que se trataba era de colocar acciones, concretamente de Altadis.
A algunos ahora se nos queda cara de tontos cuando intentamos sin ningún éxito captar negocio de clientes de cajas de ahorro cuyos directivos se han "llevado la pasta", les cuecen a comisiones y al hijo, al vecino o al amigo le han empaquetado productos con vencimiento en 9999 (os aseguro que leeis bien)y cuyo contrato han firmado con su huella dactilar porque no saben leer.
Personalmente me siento comprometido en el terreno comercial en mi banco pero mi límite está en que no puedo mentir a un cliente con el que me voy a encontrar a diario; además me gusta dormir por la noche.
Aclararme lo del apellido. Gracias

luismi dijo...

Supongo que Antonio se refiere a que Paco y usted comparten el apellido Álvarez... y los dos han despertado para despertarnos sobre la mala praxis de las entidades financieras y de algunos de empleados de las mismas.

Antonio Cortés dijo...

Sí, D. José Manuel, el apellido Álvarez que comparten Ud. y Paco Álvarez es una muestra de que la conciencia, la humanidad y el coraje, afortunadamente, también tienen cabida en personas sensatas que trabajan en nuestros bancos. (Luis Miguel lo ha advertido correctamente.)
Ojalá en mi experiencia de cliente hubiese conocido a alguien como D. José Manuel Álvarez (seguramente, será el mejor activo financiero)... Gracias por seguir siendo así.