viernes, 13 de enero de 2012

Hipoteca y desahucio

Esas serán las palabras en torno a las cuales debatiremos en la 'Tertulia' del sábado en 'No es un día cualquiera'. Por tanto, mañana tenemos 'doblete' y la tercera hora del programa, entre las 10 y las 11, tendrá un contenido eminentemente humano,  económico y financiero. 

Miles, decenas de miles, centenares de miles de desahucios se llevarán a cabo durante estos años de crisis que estamos viviendo. Son la expresión más clara y dura, junto al desempleo, de la crisis que está sufriendo nuestro país. Además, desempleo y desahucio, suelen ir de la mano en muchos casos. La pérdida del empleo, y la falta de ingresos que genera, hace imposible que afrontemos los gastos básico de la vida cotidiana de nuestras familias, y como última consecuencia impide que hagamos frente al pago de las deudas que teníamos contraídas. En el caso de las deudas hipotecarias, la garantía última del cobro de las mismas por parte de las entidades financieras, es la pérdida de la vivienda hipotecada y el desahucio de la misma. 

Además con la Ley Hipotecaria vigente, y dada la disminución del precio de la vivienda con el estallido de la 'burbuja inmobiliaria', en España el desahucio y la entrega de la misma a la entidad financiera, no salda en muchos casos la deuda, con lo cual además de perder la vivienda seguimos debiendo dinero a la misma. Una tragedia humana que se repite día a día y se seguirá repitiendo durante años: mientras las entidades financieras acumulan un montón de viviendas vacías, miles de ciudadanos se ven privados de poder habitar las mismas.

Antes de dialogar sobre este drama humano y económico, en 'La Bolsa y la vida' hablaremos también de deuda. En este caso, de la montaña rusa en la que siguen inmersos los mercados de deuda pública y de la 'diversión' que las continuas subidas y bajadas, curvas y contracurvas, provocan en las 'manos invisibles' que mecen los mismos. 

Esta semana se inició con la subasta de deuda pública alemana en la cual las entidades financieras han preferido pagar intereses por adquirirla, en vez de cobrarlos como es lo habitual. A mediados de semana, nos alegraban con la colocación de deuda pública española por una cantidad mayor a la prevista y a unos tipos de interés más bajos que en meses pasados. Mientras esto escribimos, estamos a la espera que Standard&Poor's, una de nuestras queridas agencias de calificación (rating), nos amenice el fin de semana con la rebaja de calificación de varios países europeos, entre ellos el nuestro, y con la pérdida de la 'triple A' por parte de Francia. Reflexionaremos sobre ello y explicaremos porqué dichas paradojas son posibles en el modelo económico y financiero que soportamos. 

No olvidaremos la preocupación que se extiende entre el ciudadano ahorrador respecto a la posibilidad de un corralito o a los efectos que la crisis pueda tener en sus inversiones en deuda pública. La posibilidad de una renegociación de la deuda pública griega, con una quita de la misma, ha hecho que aparezca como real la posibilidad para los pequeños inversores privados de perder parte de su inversión. Explicaremos además, que como fruto perverso del modelo financiero actual, lo que es una preocupación lógica para estos pequeños inversores, es una oportunidad de negocio para las grandes entidades financieras que tienen 'aseguradas' sus inversiones con los denominados CDS (seguros contra el impago). De nuevo, la posible caída de un nuevo castillo de naipes, no tendrá los mismos efectos sobre los ciudadanos que sobre las entidades financieras. 

En este triste panorama sólo pueden traernos rayos de esperanza las propuestas de modelos económico alternativos al vigente. Volveremos a incidir en el "del bien común", aprovechando para anunciar que los próximos días 1 y 2 de Febrero, Christian Felber estará en Zaragoza y Alcoy explicando el mismo. Más información

Les invitamos a que las consultas, dudas y sugerencias que tengan sobre el mundo de la economía y las finanzas las envíen a: labolsaylavida@rtve.es . 


'No es un día cualquiera' se emite los sábados y domingos, entre las 8 y las 13 horas, en Radio Nacional de España.Toda la información sobre el programa pueden seguirla en su web y en su Facebook.

4 comentarios:

Maria Eugenia Rojas Alegria dijo...

Me encanta oírte en "No es un día cualquiera".
Que gran impotencia deben sentir las personas que con toda ilusión adquirieron una casa y luego de pagar muchas cuotas, se las quitan y encima siguen endeudados de por vida. Por Dios, esto es una gran injusticia, porque los bancos no pueden ayudar a esta gente de bien y les dan la posibilidad de pagar lo que buenamente puedan? Si no tienen para pagar 800€ mejor será que paguen 100€ hasta tener otra buena oportunidad de trabajo, creo que así nadie pierde y no se mata la ilusión.
Un abrazo lleno de luz.
Mau

gilena dijo...

LA RESPONSABILIDAD NO ES LA MISMA
No podemos ignorar la parte de responsabilidad de todas aquellas personas que creyeron que era posible tener una casa muy por encima de sus posibilidades; pero ¡Ojo! Si esta es la respuesta a:
-Una la situación fraudulenta y canalla que se esconde detrás de algunos bancos.
-Una publicidad desbocada y sin reglas que empujaban a tener todo aquello que quisieras sólo con desearlo.
-A campañas ideológicas neoliberales con una única y bien clara intención: Un Estado mínimo en sus intervenciones.
Estaremos desaprovechando una oportunidad perfecta para desenmascarar ideas esclavistas, mensajes donde el Poder presenta sus reglas; reglas que son “ninguna para mis intereses, todas para aquellos que las cuestiona”
Paco Álvarez ha iniciado con “Yo acuso”, un camino muy importante. Deben exigirse responsabilidades y, si permitimos que estas sean en igualdad de condiciones, que sean igual para el que firma la hipoteca como para el que la concede, no habremos conseguido nada, ya que una vez más caerá sobre los más débiles e inocentes la carga de la prueba. Y esto no es demagogia, esto es una realidad demasiado dura y fea para todos.
Las hipotecas, los desahucios, el fraude del ladrillo, es una realidad que esconde detrás de un Derecho: una vivienda digna, el más odioso e pertinaz enemigo: la avaricia y absoluta falta de decencia de algunas personas.
La decencia, la confianza, el respeto, son valores que no podemos dejar de utilizar y de poner como bandera en prácticas bancarias; alguna entidades, demasiadas las han perdido. ¿Por qué callarlo?
Aquellas que junto con la hipoteca, “Te damos un poco mas para el coche y algún capricho”, deben explicarse y responsabilizarse.
Un beso grande Paco.

gilena dijo...

Cuando hace unos años, tras mucho pensar y, casi sucumbiendo a las masivas expresiones de amigos y extraños y, por supuesto familia de la siguiente cantinela..."pues, total, con lo que estás pagando de alquiler, podías, con un poco más meterte en una hipoteca y el piso es tuyo".
! El piso Tuyo! creencia indiscutible de nuestra Sociedad. Dogma donde los haya
Que seamos dueños de nuestra vivienda es la primera regla de toda familia de bien que inculca a sus hijos, salirte de esto es ser tonto y tirar el dinero.
bueno! Yo, ya no tan joven, con un salario escaso pero fijo, con un titulación universitaria, descreída de casi todo, y sin ningún afán de posesión...."mi casa..." decido comprarme un cuchitril, porque lo de casa para mis posibilidades era impensable.
Cuando me presento a mi entidad Bancaria de toda la vida, Una Caja de Ahorros, me encuentro con la respuesta: NO. El Director, o subdirector no recuerdo bien, con amabilidad y toda la dignidad que la situación requería me dijo:
"usted no puede hacer frente a esa hipoteca según sus ingresos, así que no podemos concedérsela; yo confusa; ya que todo el mundo lo había conseguido, dije tímidamente. "en realidad, usted me dice esto porque soy un poco mayor… no?”, y el dijo !por Dios! que dice usted si esta en lo mejor de la vida. Se trata de sus ingresos, no puede hacer frente a esa hipoteca. Mis ingresos eran tal vez mas que los de muchas personas que se si les concedieron préstamos hipotecarios.
La creencia social muy bien alimentada de la posesión de la vivienda no es baladí, y la utilización de la misma para prácticas deshonestas, tampoco.
No olvidemos esto.

cattapia dijo...

Estimado Paco Álvarez,

Imagino que conoce Ud. esta carta publicada en El País de hoy:

http://www.elpais.com/articulo/opinion/encima/posibilidades/quien/elpepiopi/20120117elpepiopi_6/Tes

Así como este texto que está circulando "viralmente" por las "redes sociales" españolas:

http://www.satse.es/comunicacion/blog/soy-funcionaria

Estaría muy interesado en su opinión sobre estos textos, y, sobre todo, su contextualización y profundización en relación a la actual situación del país y de nuestra futura deriva.

Cordiales saludos.