viernes, 9 de abril de 2010

Aumento del ahorro en tiempos de crisis

El lunes de Pascua saltó a los titulares de los medios de comunicación la noticia del espectacular crecimiento del ahorro producido en España durante estos tiempos de crisis. Ello ha motivado numerosos correos de los escuchantes que solicitan alguna explicación a esta aparente paradoja. De esto, y otras cuestiones relacionadas, hablaremos esta semana en 'La Bolsa y la vida'.

No es la primera vez que nos referimos a esta aparente contradicción: cuando las cifras del paro están cercanas al 20% de la población activa y las economías familiares se resienten, la tasa de ahorro de las familias aumenta de forma espectacular. Está claro que las familias y las empresas del sector no financiero se han apretado el cinturón, dejando de ser 'cigarras' y pasando a ser 'hormigas', lo que ha aumentado la tasa de ahorro a pesar de los menores ingresos. Pero por otra parte, este dato positivo, tiene su contraste en la bajada del consumo, que tiene un papel central en el sistema económico que vivimos, por lo que las tasas de crecimiento económico siguen estancadas y no parece acabar de remontarse la crisis.

Otra aparente contrasentido es el aumento de la tasa de ahorro y, por tanto, del dinero a disposición de la entidades financieras, que no parece haber supuesto un aumento significativo de los prestamos concedidos por las mismas. Los escuchantes atentos detectan, que si el negocio bancario tradicional es el de captar ahorro de sus clientes para prestarlo a otros, algo raro sucede, puesto que no se está produciendo. Esto solo puede entenderse siendo conscientes de que las entidades financieras han priorizado su propio saneamiento y la mejora de sus balances a la concesión de crédito a sus clientes, lo que ha llevado al 'estrangulamiento financiero' de muchas empresas y familias. De nuevo, aunque no sea nuevo, se ha puesto, y se sigue poniendo por delante el interés del sector financiero en detrimento del interés general. De ahí que se intente a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO), como un remedo de banca pública, que el crédito llegue a las familias y a la PYMES directamente.

En relación con el ICO, otra noticia que se ha publicado en estos días es la mejora del 'Índice de Confianza del Consumidor'. Explicaremos en que consiste el mismo, como se calcula y los motivos por los que ha pasado a convertirse en un índice de referencia.


Este fin de semana, 10 y 11 de Abril, 'No es un día cualquiera' se emitirá desde la 'Casa de la Cultura' de Mora de Toledo. El 17 y 18 desde Vitoria y el domingo 25 desde el 'Teatro Monumental' de Madrid para celebrar el programa número 1000. Como siempre toda la información la pueden encontrar en su web y en su Facebook (recuerden, el de la foto de Pepa con fondo rojo).

4 comentarios:

opinador dijo...

Está usted completamente despistado. La tasa de ahorro que se está midiendo incluye como ahorro los pagos de préstamos. Es decir, cada cuota de hipoteca se considera ahorro. Más importante aún, cada dación en pago de un crédito se considera ahorro, y eso es lo que ha subido.

La gente no está ahorrando más.

La Mosca dijo...

Ya dicen que opinar es gratis y desacreditar a los demás también parecer serlo. El Sr. Álvarez puede se que esté completamente desorientado, pero usted Opinador parece estarlo aún más.
Siguiendo su razonamiento y dado que las cuotas hipotecarias se incluyen en la tasa de ahorro, al bajar la cuotras hipotecarias en relación al año anterior, como ha sucedido, la tasa de ahorro debería ser menor.
Si las cantidades de dinero prestado han disminuido como reconocen hasta la propias entidades, y esta como usted dice que incluye para calcular la tasa de ahorro, pues resulta que esta debería ser menor.
Pues resulta que no, que la tasa de ahorro es mayor. Cuando salga de su 'despiste' explíquenos esto...

opinador dijo...

Bueno, opinar es gratis, pero dar datos no lo es. Que el INE esté considerando como ahorro el reintegro de préstamos desvirtúa lo que todo el mundo entiende por ahorro, y lo que se supone que está comentando el autor en función de este dato. Sólo tiene que ir a la metodología del INE, y ver que eso es cierto.
Nada tiene que ver el dinero que se presta con el dinero que se paga por préstamos, porque incluye los reintegros de los préstamos de los años anteriores. Si las hipotecas son a 20 años, lo que importa no es si se dan más hipotecas que el año pasado, sino si se dan más que hace 20 años.
Además están las ejecuciones hipotecarias, cada vez que se saca un piso a subasta por impago, se reintegra una gran cantidad del préstamo hipotecario, y eso figura en la estadística como un ahorro espectacular para una familia sin ingresos. Por cierto, los seguros también se consideran ahorro.
No tiene usted más que ir a la página del INE y comprobar los datos.

Lo fundamental no es si el ahorro sube o no, lo fundamental es que es un error mayúsculo utilizar la tasa de ahorro del INE como medida del ahorro, y creerselo.

La Mosca dijo...

Lo fundamental es no bajarse del burro aunque para ello haya que rizar el rizo.
Resulta que ahora el Sr. Álvarez va a tener la culpa de que el INE lleve años usando de forma erronea el concepto 'tasa de ahorro' y utilice una metodología errónea para su cálculo.
Para los efectos de lo escrito por el Sr. Álvarez, por los medios de comunicación y por el propio INE sus precisiones metodológicas no tienen ningún efecto. No se ha producido ningún cambio metodológico que anule la validez de las series históricas y, por tanto, son comparables.
Lo que el INE denomina 'tasa de ahorro de las familias y las entidades sin ánimo de lucro' ha crecido en el último año y en el último trimestre, se ponga usted como se ponga y las razones de ello tienen que ver con el 'parón' del consumo que reflejan todas las estadísticas y todos los analistas.
En definitiva, Opinador, que es más fácil echarle la culpa al INE y al Sr. Álvarez que admitir que la realidad no es la que queremos ver sino otra.